Anunciate Aqui

Después de que iniciaron las investigaciones en torno al deceso del padre Martín Guzmán, párroco de la iglesia Cristo Rey de la Paz del ejido Santa Adelaida de Matamoros, el temor crece entre sus habitantes quienes aseguran que al padre lo atacaron dentro de su hogar.

Una de las vecinas que presenció los hechos manifestó que muy poco después de las 10 de la noche del pasado jueves 22 de Agosto escuchó gritos similares a los de una rencilla callejera, por lo que decidió salir a buscar a sus hijos y asegurarse de que ellos estuvieran a salvo, cuando vio al sacerdote correr y gritar por ayuda desde el interior de su domicilio.

La mujer, que pidió discreción en su nombre, habló a nombre de los más de mil habitantes del ejido y pidió a las autoridades correspondientes que envíen las patrullas para inhibir la presencia de maleantes en las calles de esa comunidad.

Quienes apoyaron al padre Martín después de que lo atacaron explicaron que el hombre de Dios tuvo la oportunidad de ser auxiliado antes de caer casi inconsciente, pero optó por devolverse al portón de la iglesia donde cayó para no volver a ponerse en pié.

El ataque al padre Martín ha causado revuelo entre las sociedades ejidales, quienes temen que de no encontrar al o los responsables, este suceso se repita en otras comunidades donde tampoco hay presencia de elementos de seguridad pública.

Al padre Martín se le conocía por sus obras de caridad y por el apoyo que brindaba a los jóvenes que no tenían trabajo, a quienes empleaba y pagaba por servicios de mantenimiento tanto de la casta sacerdotal como de la misma iglesia y todo el terreno de la propiedad.

Dejanos Saber tu opinion.