EL NIÑO QUE DESTRUYÓ AL PAN

Por Andres Andrade Marquez

Ricardo Anaya fue uno de los que más defendieron las reformas estructurales impuestas por Enrique Peña Nieto, hablaba de que bajaría la gasolina hasta en un cuarenta por ciento, que mejoraría la educación, todos los hidrocarburos subieron, con ello todo lo demás y la educación es la peor de todos los sexenios anteriores, el sueldo se pulverizó, todo un atentado más contra la sociedad de México, pero él se desgarraba la camisa defendiendo al ejecutivo priista y sus reformas estructurales y ahora que anda en su precampaña una de sus banderas es que está en contra de su ídolo Enrique Peña Nieto porque fue una burda mentira que mejorarían la vida de la sociedad, eso nos da una idea de la ambición del Niño azulcrema PANPRD.

Moreno Valle fue borrado del mapa, de ser el candidato natural del partido azul, ya que tenía muchas posibilidades de ganar la presidencia, se la pasó recorriendo el país, pero quedó en nada igual que a Mancera que pensó que Ricardito le daría jugada pero le dio su puñalada trapera dejándolo también fuera de la jugada, cosa que también vivióMargarita Zavala quien tuvo que abandonar el PAN porque Ricardo Anaya al más estilo PRI la exhibió como la esposa de un Calderón que llegó al poder en un gran fraude en su tiempo y por haber desatado los demonios de la guerra civil contra el narcotráfico que hoy mantiene al país preso en su vida cotidiana, con una ambición desmedida aspira a dirigir a un país que vive en un caos gracias a los gobiernos panistas y el regreso de un PRI que se niega a evolucionar llevando a México a una catástrofe en lo económico, educativo y sometido al control total de la banca sionista.

Esa es la visión que nos deja Ricardo Anaya que para muchos demuestra una gran fuerza al desplazar a sus oponentes, lo que se le olvida es que destruye a un PAN porque también un grupo de sus legisladores están contra esa política rapiñera del Niño que destruyó al PAN, el discurso en su campaña como precandidato nos da una idea de su ignorancia, donde despotrica contra el PRI y dice “buscaremos un cambio de sistema”, ¿tendrá idea Ricardo Anaya de lo que es un cambio de sistema? una cosa es un cambio de partido, otra muy distinta un cambio de sistema ¿en qué tipo de escuelas se preparan los “junior” de la oligarquía política al decir tantos disparates en sus discursos?, habla de su preocupación por las familias de México, ¡qué cinismo! cuando la familia del Niño que fragmentó al PAN vive en las tierras del tío Sam ¿cómo puede ser creíble ese discurso cuando no confía en el país que él quiere gobernar? todo un caso patológico de alguien que va a terminar con el hambre del pueblo pero que nunca la ha padecido.

¿En qué momento traicionará también a un PRD fragmentado que su única ambición es sobrevivir para no perder su registro? una alianza tan débil que hará perder al PAN muchos votos gracias a la ambición desmedida del Niño que fragmentó al partido azul, aunque la sociedad civil guarda muchas malas experiencias de los doce años que mal gobernó el PAN, porque cuando el PAN estuvo en el poder se dieron los mismos vicios que por más de setenta años se habían dado en el PRI, salieron camadas de millonarios, se apoderaron de tierras, los hijos del folclórico Fox y de Marthita salieron súper millonarios, en realidad el dinosaurio sólo se pintó de azul por doce años pero fue la misma gata revolcada, la misma corrupción, las mismas prebendas, no se diga cuando Calderón por órdenes de la oligarquía internacional le declara la guerra al narcotráfico sólo para cuidarle la frontera a los gringos, ese fue el pago por llevarlo al poder en el gran fraude que se dio en el 2006 para que llegara al poder Calderón, una realidad que hoy vivimos los mexicanos, estamos presos en nuestras propias ciudades, todo porque nuestro ejército le está haciendo el trabajo al gobierno norteamericano estilo Colombia donde hasta bases militares tienen los gringos. Mientras que en Gringolandia por extrañas razones no existe el problema que hoy tenemos en México allá todos son unos santos, nadie es capo ni hay carteles.

La figura de Ricardo Anaya es de traición tras traición, nos refleja un personaje que es capaz de venderle el alma al mismo diablo para conseguir sus objetivos, nos refleja una persona falta de ética, falta de preparación, puesto que si no pudo hacer consenso para que todo el panismo se uniera a él, ¿entonces con qué calidad moral podría aspirar a gobernar a México? con esa mentalidad capaz que entrega parte del territorio al igual que lo hizo Santa Anna en su tiempo a los gringos pues si no supo defender su partido y lo fragmentó qué esperanzas quedan de que no vaya a hacer lo mismo con la patria. Como dicen “está muy ojón para paloma”.

 

Ricardo Anaya fue uno de los que más defendieron las reformas estructurales impuestas por Enrique Peña Nieto, hablaba de que bajaría la gasolina hasta en un cuarenta por ciento, que mejoraría la educación, todos los hidrocarburos subieron, con ello todo lo demás y la educación es la peor de todos los sexenios anteriores, el sueldo se pulverizó, todo un atentado más contra la sociedad de México, pero él se desgarraba la camisa defendiendo al ejecutivo priista y sus reformas estructurales y ahora que anda en su precampaña una de sus banderas es que está en contra de su ídolo Enrique Peña Nieto porque fue una burda mentira que mejorarían la vida de la sociedad, eso nos da una idea de la ambición del Niño azulcrema PANPRD.

Moreno Valle fue borrado del mapa, de ser el candidato natural del partido azul, ya que tenía muchas posibilidades de ganar la presidencia, se la pasó recorriendo el país, pero quedó en nada igual que a Mancera que pensó que Ricardito le daría jugada pero le dio su puñalada trapera dejándolo también fuera de la jugada, cosa que también vivióMargarita Zavala quien tuvo que abandonar el PAN porque Ricardo Anaya al más estilo PRI la exhibió como la esposa de un Calderón que llegó al poder en un gran fraude en su tiempo y por haber desatado los demonios de la guerra civil contra el narcotráfico que hoy mantiene al país preso en su vida cotidiana, con una ambición desmedida aspira a dirigir a un país que vive en un caos gracias a los gobiernos panistas y el regreso de un PRI que se niega a evolucionar llevando a México a una catástrofe en lo económico, educativo y sometido al control total de la banca sionista.

Esa es la visión que nos deja Ricardo Anaya que para muchos demuestra una gran fuerza al desplazar a sus oponentes, lo que se le olvida es que destruye a un PAN porque también un grupo de sus legisladores están contra esa política rapiñera del Niño que destruyó al PAN, el discurso en su campaña como precandidato nos da una idea de su ignorancia, donde despotrica contra el PRI y dice “buscaremos un cambio de sistema”, ¿tendrá idea Ricardo Anaya de lo que es un cambio de sistema? una cosa es un cambio de partido, otra muy distinta un cambio de sistema ¿en qué tipo de escuelas se preparan los “junior” de la oligarquía política al decir tantos disparates en sus discursos?, habla de su preocupación por las familias de México, ¡qué cinismo! cuando la familia del Niño que fragmentó al PAN vive en las tierras del tío Sam ¿cómo puede ser creíble ese discurso cuando no confía en el país que él quiere gobernar? todo un caso patológico de alguien que va a terminar con el hambre del pueblo pero que nunca la ha padecido.

¿En qué momento traicionará también a un PRD fragmentado que su única ambición es sobrevivir para no perder su registro? una alianza tan débil que hará perder al PAN muchos votos gracias a la ambición desmedida del Niño que fragmentó al partido azul, aunque la sociedad civil guarda muchas malas experiencias de los doce años que mal gobernó el PAN, porque cuando el PAN estuvo en el poder se dieron los mismos vicios que por más de setenta años se habían dado en el PRI, salieron camadas de millonarios, se apoderaron de tierras, los hijos del folclórico Fox y de Marthita salieron súper millonarios, en realidad el dinosaurio sólo se pintó de azul por doce años pero fue la misma gata revolcada, la misma corrupción, las mismas prebendas, no se diga cuando Calderón por órdenes de la oligarquía internacional le declara la guerra al narcotráfico sólo para cuidarle la frontera a los gringos, ese fue el pago por llevarlo al poder en el gran fraude que se dio en el 2006 para que llegara al poder Calderón, una realidad que hoy vivimos los mexicanos, estamos presos en nuestras propias ciudades, todo porque nuestro ejército le está haciendo el trabajo al gobierno norteamericano estilo Colombia donde hasta bases militares tienen los gringos. Mientras que en Gringolandia por extrañas razones no existe el problema que hoy tenemos en México allá todos son unos santos, nadie es capo ni hay carteles.

La figura de Ricardo Anaya es de traición tras traición, nos refleja un personaje que es capaz de venderle el alma al mismo diablo para conseguir sus objetivos, nos refleja una persona falta de ética, falta de preparación, puesto que si no pudo hacer consenso para que todo el panismo se uniera a él, ¿entonces con qué calidad moral podría aspirar a gobernar a México? con esa mentalidad capaz que entrega parte del territorio al igual que lo hizo Santa Anna en su tiempo a los gringos pues si no supo defender su partido y lo fragmentó qué esperanzas quedan de que no vaya a hacer lo mismo con la patria. Como dicen “está muy ojón para paloma”.

 

Print Friendly, PDF & Email