Anunciate Aqui

La ola de violencia que se presentó en la ciudad en semanas anteriores orilló a los líderes católicos a redoblar sus plegarias e incluso invitan a pastores, presviteros y evangelistas de distintas religiones a unirse en oración por Matamoros y México.

Monseñor Eugenio Andrés Lira Rugarcía, obispo de la diócesis de Matamoros, dijo que los hombres y mujeres de fe deben aferrarse a la palabra de Dios y dejarse guiar por él, pues aunque la denominación sea distinta, la fe es la misma y solo ella puede dar la fortaleza que necesitan en tiempo de angustia y dolor.

El clérigo aceptó que la violencia alcanzó los líderes eclesiásticos, pero reiteró que los hombres de fe creen en Dios y tienen la certeza de que él los ama y que todo lo puede, y que él es el único que refugio que existe de la maldad de la humanidad.

Dijo estar consciente de que cuando las personas tengan la convicción de amar a su prójimo y tratarlos como a sí mismo, ese día la violencia cesará y reinará la cordialidad, pero para que eso suceda los individuos dejen dejar actuar a Dios.

Añadió que se han presentado casos de violencia en contra de la iglesia en diversos estados de la República, pero hizo un llamado en general para que los representantes de cada templo mexicano no dejen de interceder y sobre todo estar cerca de las familias de aquellos que han fallecido a manos de los delincuentes.

Dejanos Saber tu opinion.