Anunciate Aqui

Del cien por ciento de los casos de niños migrantes que viajan solos y que son atendidos en el Centro de Atención al Menor Fronterizo (Camef) de Matamoros, solo un 10 por ciento huyen sus países para proteger su vida.

Julian Parra, titular de la dependencia en mención, señaló que todos llegan al Camef con la misma historia: “hay mucha violencia en mi país”, pero cuando actúan los psicólogos, los jóvenes expresan que su verdadero deseo por llegar a Estados Unidos recae en desear una mejor calidad de vida.

Explicó que generalmente la historia que los niños traen en su cabeza es la que contarán a los oficiales de migración para convencerlos de dejarlos cruzar a Estados Unidos, afortunadamente, la verdadera razón por la que se van de sus hogares recae en ir tras sus familiares o bien en busca de una mejor fuente de empleo.

El servidor público garantizó que la atención que se otorga a los niños del Camef consta de cama, techo y comida tres veces al día para que los niños y adolescentes sufran menos en su estancia por un país desconocido donde están completamente solos.

Dijo que en lo que va del año han recibido y atendido a más de 670 menores, de los cuales, solo uno de ellos permanece en las instalaciones del Camef donde espera su traslado al Instituto Nacional de Migración para definir su regreso a su ciudad natal o bien su destino en Estados Unidos.

Dejanos Saber tu opinion.