Temen sacerdotes pero no aumentarán su seguridad

La muerte violenta del padre Martin Guzman, párroco de la iglesia Cristo Rey del ejido Santa Adelaida en Matamoros, los clérigos temen por su seguridad, pero aún así no incrementarán su seguridad personal con guardaespaldas o veladores en los templos.

El padre Francisco Gallardo, párroco de la iglesia de Nuestra Señora del Refugio, se dijo impresionado por la agresion al líder espiritual del ejido pero aseguró que al ser parte de la comunidad están expuestos también al peligro.

El sacerdote hizo alusión a las palabras del Papa Francisco quien en uno de sus sermones mencionó que los clérigos deben ser “pastores con piel de oveja” refiriéndose a que debe existir igualdad entre los miembros de la congregación.

Gallardo Lopez aseguró que a ellos también los invade el temor ante la ola de violencia que se vive en la ciudad, pero aclaró que al ser hombres de FE incrementa la esperanza de ser cuidados por la mano de Dios.

“Lo único que nos mantiene en pie es el amor a Dios y la confianza que nos da saber que su manto nos cubre y nos protege de la maldad de los hombres, por lo tanto exhortamos a los ciudadanos a unirnos en oración por la salvación de quienes hacen el mal”, dijo.

Print Friendly, PDF & Email
RSS
Follow by Email