Declara Diócesis Emergencia por caravana de Migrantes

aquimatamoros.com

Ante la eventual llegada de cientos de migrantes hondureños que pretenden pedir asilo en los Estados Unidos y los limitados recursos con los que cuenta la Diócesis de Matamoros para su probable atención, el padre Francisco Gallardo, encargado de la pastoral social, se entrevisto con Mario López, presidente municipal de Matamoros, para trazar algún plan para afrontar el megafenómeno migratorio.
Entrevistado previo al encuentro con el alcalde de Matamoros, el clérigo señaló que existe preocupación de las distintas casas del migrante que existen a lo largo de la frontera, de Tijuana a Matamoros, pues la cantidad de migrantes hondureños que llegarían rebasarían la capacidad de dichos albergues.
Cabe mencionar que el pasado sábado salieron de Honduras en una Caravana integrada por más de mil residentes de aquel país centroamericano, quienes plantearon la necesidad de pedir asilo político en los Estados Unidos, dadas las desastrosas circunstancias que viven en su país de origen.
Aunque no se ha determinado la cantidad de migrantes que podrían llegar a la frontera, en particular a la ciudad de Matamoros, manifestó su preocupación y la de la Diócesis ante el fenómeno migratorio, por ello solicitó a la autoridad municipal una entrevistar para plantearle esta inquietud y se pudieran trazar algunas estrategias en caso de que pueda llegar una gran cantidad e hondureños.
“Para nosotros es una emergencia y nos rebasaría a todos , a nosotros como diocesis a al propio gobierno”, aseveró el padre Gallardo.
Agregó que ninguna Casa del Migrante esta capacitada para resguardar una cantidad tal de refugiados como los que se esperan, incluso las propias instancias de gobierno tendrían un lugar para atender de emergencia a tanta gente, esto aunado a que no se sabe si Estados Unidos les va a dar o no el asilo que solicitan.
Indicó que por el momento en la Casa del Migrante de Matamoros tienen 50 cuabanos y algunos de ellos llevan un mes y no han logrado entrar, por lo que se enfrentan a una situación muy compleja y difícil, sobre todo para la atención inmediata de los migrantes hondureños.
Dijo que la única forma de enfrentar el problema será que se cuente con una estructura formada por las diferentes instancias de gobierno, la sociedad civil y la Iglesia, que ayude a coordinar y relacionar el trabajo que sería en un primer momento la atención inmediata en el aspecto de los Derechos Humanos, buscar agilizar la decisión de asilo en los Estados Unidos y estar preparados para resguardar a una gran parte de ellos por mucho tiempo.

“Estas medidas permitirían dar tiempo para que poco a poco vayan pasando a Estados Unidos, si es que les dan la oportunidad de pasar, y puedan tener una certidumbre ante su posición, cosa que es muy complicada”, reconoció el clérigo.
Indicó que el choque de culturas se presentará muy seguramente, pues aunque vengan en una sola calidad de migración , todos ellos son muy diferentes y más cuando hay encuentros con otras etnias, lo que se tendría que evitar que se pudiera trasladar este problema a las calles de la ciudad.

Print Friendly, PDF & Email
RSS
Follow by Email