Deficiencias de Colecta de Basura y Carretoneros Afectan Tubería de Drenaje en Matamoros

*Pese a los Esfuerzos de Empleados de la JAD es Lamentable que poco se haga por remediar la situación
*Basura y grasas vertidas a drenaje provocan severos daños a la red hidráulica

Los tiraderos de basura clandestinos han venido a representar un serio problema para la sociedad en general, así como para la Junta de Aguas y Drenaje de Matamoros que a través de las cuadrillas de empleados de campo diariamente tienen que enfrentar situaciones de tubería colapsada a causa del acumulamiento de basura en alcantarillas, rejillas o bocas de tormenta, así como el taponamiento de cárcamos, canales y drenes que representan la salida del drenaje sanitario y pluvial de la ciudad.

Al narrar algunas de las situaciones que las cuadrillas de la JAD viven en el día a día el Gerente General del organismo operador de agua mencionó que al estar obstruidos los canales a donde es bombeada el agua de drenaje poco a poco provocan que el agua vertida en las alcantarillas no tenga salida y provoque la fractura de esa tubería complicando una situación que pudo prevenirse si tan solo no hubiese tanta basura dispersa por la ciudad, gracias a la nula efectividad de la labor de colecta, mas la falta de conciencia de quienes dolosamente vierten en alcantarillas grasas, tierra, piedras, plásticos (botellas) entre muchos otros objetos.

Prácticamente la mayoría de las personas saben y desean que al abrir la llave de su lavabo o su regadera salga agua, y que al bajarle al sanitario funcione a la perfección y corra hacia la salida de drenaje de su vivienda, sin embargo nada de eso puede ser posible si los moradores de una, dos o tres casas de la cuadra acostumbran verter grasas en las alcantarillas, o existen negocios como pollos asados, tamales, talleres mecánicos, entre otros que al igual que algunos particulares no tienen el menor recato y se deshacen de sus grasas tirándolas en las alcantarillas sin pensar que esa grasa a corto o mediano plazo se solidificará y se convertirá en un grande y duro tapón que motivará el colapso de la tubería.

Con acciones tan “simples” se afectan grandes tramos del sistema de drenaje y amplios sectores de la ciudad, todo ello sin contar con el acumulamiento de tierra que se convierte en lodo, hojarasca, botellas de plástico, utensilios desechables, trapos, entre mucha diversidad de basura que también se va a las alcantarillas ante la desidia de algunos por no barrer el frente de sus casas o acumular basura cuando los camiones recolectores no pasan, e incluso cuando saben que va a llover y que la basura depositada en bolsas de plástico en camellones o esquinas con la lluvia o los perros, ratas y gatos que las rompen irá a parar a las alcantarillas o los canales de desagüe de la ciudad.

Print Friendly, PDF & Email
RSS
Follow by Email