Empezamos el 2018, empezamos con los propósitos de Año Nuevo

Por Mónica Cecilia Robles González

Estamos ya por concluir la primera semana del 2018, ya casi todas las personas que estaban de vacaciones regresan a sus centros de trabajo y a quienes estudian a sus respectivas escuelas, los excesos decembrinos quedaron atrás y es hora de establecer la normalidad por así decirlo, y dejar en claro cuáles son los propósitos que queremos y debemos cumplir para el presente año.

Como mencioné en anteriores columnas, los propósitos de Año Nuevo son tan antiguos como la celebración misma, de hecho en la antigüedad entraba en un entorno espiritual y religioso.

Sabemos que ciertas culturas de Oriente celebraban el Nuevo Año a partir del inicio de la primavera, y que fue Roma quien asentó las bases de la actual celebración, quienes bautizaron el primer mes del año en honor al dios Juno, dios de los inicios, de los comienzos y muy especialmente dios de las nuevas oportunidades.

A través del tiempo, la Navidad junto con la celebración del Año Nuevo se ha establecido como una época de paz, de esperanza y de buenaventura para todas las personas del mundo. Nada novedoso partiendo que los antiguos romanos tenían esta misma concepción.

Llegando al presente, especialmente en nuestro país, según investigaciones se dice que los principales propósitos de Año Nuevo entre los mexicanos y las mexicanas son en primer lugar bajar de peso con dieta y ejercicio, el segundo aprender inglés y entre otros, ahorrar, viajar, comprar carro u otro medio de transporte como motocicleta o bicicleta, entre otros propósitos.

También se dice que en enero los gimnasios están llenos, y la mayor demanda son de las personas especialistas en nutrición, también están llenas las escuelas de inglés.

Para esta época también tienen mayor demanda los establecimientos dedicados a la belleza.

Conforme van pasando los meses, dichas demandas van decreciendo. Es un ciclo al que no se le ve el fin, año con año estas situaciones son de lo más parecido.

Pero… ¿Qué hay que hacer para cumplir nuestros propósitos de Año Nuevo?, lo más recomendable es establecerse metas que podamos cumplir, o hacerlas de manera paulatina, a paso lento pero seguro como el ahorro, o la dieta.

Según especialistas es positivo establecernos metas, pero estas tienen que ser planeadas para poderlo lograr y no llegar a la frustración de “otro año sin lograr nuestras metas”.

No hay nada más satisfactorio que lograr nuestros propósitos de Año Nuevo, pero esto solo se logra con esfuerzo, con dedicación y especialmente con enfoque, centrarnos en la meta y no desviar nuestra concentración.

En lo personal estoy totalmente convencida que el 2018 nos trae grandes retos en lo colectivo, la crisis social y económica tiene que ser un gran tema a resolver por todos y todas nosotras. Vienen las elecciones y con ello edificar el futuro que queremos para nuestro país.

En lo individual creo que también es importante establecer metas que nos hagan mejores personas para conjugar nuestras metas personales con las colectivas.

Pero es importante hacer notar que como todos los años, nunca cambia nuestro entorno sino cambiamos nosotros y nosotras primero, y que cada Enero se nos presenta esta grandiosa oportunidad de ser mejores para nuestra familia y para nuestra comunidad.

Nos vemos a la próxima.